Saltar al contenido

Porque Estoy con Escozor vaginal: Sintomas, Causas y Tratamiento

Porque Estoy con Escozor vaginal: Sintomas, Causas y Tratamiento

Porque Estoy con Escozor vaginal: Sintomas, Causas y Tratamiento

Porque Estoy con Escozor vaginal: Sintomas, Causas y Tratamiento

El escozor vaginal es muy molesto y desagradable. Es un síntoma muy común que afecta a mujeres de todas las edades. Muchas mujeres que padecen esta molestia no acuden al médico por vergüenza.

Las causas más comunes del escozor vaginal son infecciones por bacterias o por hongos vaginales y alergias de contacto, así como algunas enfermedades de transmisión sexual. También algunas costumbres poco saludables, como llevar prendas ajustadaa, utilizar ropa interior sintética (es mejor la de algodón), darse baños de espuma a menudo, utilizar perfumes o jabones íntimos y usar espermicida pueden provocar escozor vaginal.

A menudo, las mujeres afectadas sufren, además de los escozores, fuertes picores y aumento de flujo vaginal en la zona genital y en muchos casos, las relaciones sexuales pueden ser dolorosas (dispareunia). También suele observarse una inflamación en el área externa de la vagina, que está enrojecida e irritada y desprende mal olor. En las niñas, la presencia de lombrices (oxiuros) también puede desencadenar escozor vaginal.

Siempre que haya escozor vaginal hay que consultar con el médico para que determine la causa exacta del problema y ponga el tratamiento adecuado. No conviene automedicarse para aliviar los síntomas simplemente, ya que la infección debe ser tratada para que no se complique.

Porque Estoy con Escozor vaginal: Sintomas, Causas y Tratamiento
Se denomina flujo vaginal a las secreciones naturales que genera la vagina diariamente. Suele ser un líquido blanquecino e inodoro(llamado leucorrea) y se genera en pequeñas cantidades

El único profesional que puede prescribir antibióticos en caso de ser necesarios es el médico, por lo que hay que acudir a él ante este síntoma. Los antibióticos para el escozor vaginal provocado por una infección suelen aplicarse en forma de pomadas u óvulos vaginales en el interior de la vagina. Además, a veces es necesario instaurar un tratamiento oral para complementar.

En el caso de que el escozor esté provocado por una enfermedad de transmisión sexual, el tratamiento dependerá del tipo de enfermedad. Es importante que ambos miembros de la pareja se traten para evitar que la patología pase de uno a otro en el tiempo.

Para prevenir el escozor vaginal hay que vestir prendas de tejidos naturales, observar una adecuada higiene (limpiando siempre la zona desde adelante hacia atrás y no al revés al ir al baño, y evitando los productos irritantes y con perfume en la zona de la vagina), procurar que no haya una sudoración excesiva, ya que esto empeora el problema, mantenerse en un peso adecuado (ya que el sobrepeso puede influir negativamente), no permanecer mucho tiempo con el traje de baño húmedo, y posponer las relaciones sexuales hasta que ambos miembros de la pareja estén curados si hay una infección.

Causas

En el caso de sentir escozor vaginal o picor vaginal, las infecciones vaginales bacterianas (vaginosis bacteriana) son las causas más comunes y se manifiestan, entre otros síntomas, con un flujo con olor a pescado. Otras infecciones vaginales se presentan con escozores y picores en la zona genital femenina, a menudo acompañada de un aumento de flujo vaginal, pudiendo ser persistentes y de difícil tratamiento.
Las infecciones vaginales que cursan con escozor o picor vaginal pueden sobrevenir a cualquier edad; son tan frecuentes durante la infancia y la adolescencia como durante la edad adulta, pero dependiendo del momento en que se presenten suelen haber alguna causa más prevalente. Así, los anticonceptivos que se aplican directamente en la vagina (como espermicidas), así como otros productos destinados a esta zona, como perfumes y aerosoles, pueden ocasionar vaginitis desde en mujeres y jóvenes.
Además, la falta de higiene y algunos productos químicos, como jabones, que pueden alteran el equilibrio interno de la vagina, afectan también a niñas y mujeres mayores y pueden provocar la aparición de escozor vaginal.

La cistitis tambien se conoce como infección de orina. Consiste en la infección de las vías urinarias bajas o de la vejiga. Puede ser causada por malos hábitos de higiene, si no se cura adecuadamente o por resistencia a los antibióticos. Afecta especialmente a las mujeres entre 20 y 40 años. ¿Quieres saber cómo prevenir este problema?
La cistitis tambien se conoce como infección de orina. Consiste en la infección de las vías urinarias bajas o de la vejiga. Puede ser causada por malos hábitos de higiene, si no se cura adecuadamente o por resistencia a los antibióticos. Afecta especialmente a las mujeres entre 20 y 40 años. ¿Quieres saber cómo prevenir este problema?

Junto a las infecciones genitales inespecíficas, existen enfermedades de transmisión sexual (ETS), como la gonorrea que pueden causar inflamaciones vaginales acompañadas de escozorpicordolor, y flujo, además de otras molestias. Si, además, están inflamadas las glándulas de Bartolino (situadas a ambos lados de la apertura de la vagina), estaremos hablando de una bartolinitis.

El escozor vaginal también puede tener otras causas. Una de ellas es la alergia de contacto como, por ejemplo, la producida por un detergente del hogar, el papel higiénico, la loción o un jabón íntimo, así como al frotarse mecánicamente la zona de los genitales al lavarse las partes íntimas.

A veces, detrás de ello se esconde una infección de las vías urinarias (infección del tracto urinario[ITU]), una inflamación de la vejiga (cistitis) o una inflamación de la uretra (uretritis), y entonces aparecen las molestias y el escozor al orinar.
En ocasiones no se llega a saber la causa que provoca el escozor vaginal; se hablaría entonces de un escozor vaginal inespecífico. No obstante, en estos casos, conviene revisar las rutinas de higiene y de limpieza de las heces, ya que una mala técnica (limpiando de atrás hacia adelante) puede provocar irritaciones y molestias en la zona, al favorecer la propagación de bacterias.

Diagnóstico

Es muy importante realizar un correcto diagnóstico del escozor vaginal o picor vaginal. Si una mujer sufre este problema debe consultar al médico. El facultativo realizará una anamnesis completa. Esta consta de preguntas generales sobre la molestia, y a continuación sobre otros síntomasposibles, como puede ser el aumento de flujo vaginal, enfermedades previas (como la diabetes) y, en caso necesario, sobre sus relaciones sexuales, para seguidamente realizar una exploración de la vagina.

Así, entre las cuestiones que debe conocer el médico es la forma en que se presenta el picor: si aparece de repente, si es tan intenso que afecta a la vida ordinaria, cómo desaparece, dónde se localiza el prurito (en la zona interna, en la externa, en ambas…). Es aconsejable que el facultativo pueda conocer si ha habido anteriormente otros episodios parecidos y si se ha tomado algún medicamento o aplicado alguna crema o pomada para luchar contra el picor.

Con respecto a los hábitos de vida que pueden condicionar la aparición del picor, hay que comentar al médico el tipo de vestuario que se suele llevar (las ropas muy ajustadas facilitan las infecciones vaginales), si se usa ropa interior de algodón o de tejidos sintéticos (esta última favorece las infecciones), si se usa papel higiénico perfumado, perfumes o jabones íntimos, si toma muchos baños o se ducha (los baños, especialmente de espuma pueden provocar una infección vaginal)…

En relación a las relaciones sexuales, para hacer un correcto diagnóstico del escozor vaginal hay que saber si la mujer es o no sexualmente activa y qué tipo de protección anticonceptiva utiliza.

En el caso del escozor vaginal, la mucosa suele aparecer enrojecida por la inflamación. Si se trata de hongos vaginales, se observarán restos gris blancuzcos con apariencia grumosa. En cualquier caso, se tomará un frotis de la mucosa vaginal para ser examinado en el microscopio y en el laboratorio se realizará un cultivo con la finalidad de determinar los patógenos infecciosos presentes en el exudado vaginal.

Según sea la causa supuesta del escozor en la vagina, podrá determinarse la necesidad de realizar más exámenes médicos. Estos podrían ser, por ejemplo, análisis de sangre o ecografías, entre otras muchas exploraciones.

Tratamiento

El tratamiento del escozor vaginal depende de la causa que ha originado el síntoma. Por ejemplo, una infección por hongos vaginales se tratará con antimicóticos, es decir, con medicamentos especiales fungicidas. Los más utilizados son el clotrimazol y la nistatina. En el caso de infecciones vaginales bacterianas, el tratamiento específico son los antibióticos (por ejemplo, el metronidazol).

Normalmente, se aplican en forma local con pomadas, cremas o supositorios (óvulos vaginales). Tanto las cremas como los óvulos vaginales se suelen utilizar con un aplicador para lograr que el fármaco penetre hasta el interior de la vagina y haga efecto completo. Algunas cremas y pomadas se aplican igualmente en la zona externa para aliviar la sensación de picor y escozor en la zona de la vulva.
En algunos casos, las pacientes deberán tomar los medicamentos sistémicamente, en forma de comprimidos, por ejemplo, con el fin de que las sustancias actúen en todo el cuerpo, en los casos en que el médico entienda que la infección debe ser abordada por esta vía.

Ante los síntomas de escozor vaginal conviene acudir al médico siempre que estos se prolonguen durante más de 3-5 días, para poner tratamiento a la infección. Será el facultativo el que identifique el agente infeccioso y prescriba los fármacos más adecuados.

Como en otras alteraciones de salud, no conviene automedicarse para tratar el escozor vaginal, ya que puede deberse a una infección que necesita de un antibiótico prescrito por el médico y no solo de un remedio sintomático para aliviar las molestias.

Para prevenir el escozor vaginal es importante mantener una buena higiene íntima. Y en los casos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la gonorrea, es recomendable informar a la pareja para que también reciba un tratamiento adecuado, ya que lo más probable es que se haya contagiado también si se han mantenido relaciones sexuales sin preservativo. Si ambos miembros de la pareja no se tratan y se curan, la patología puede pasar de uno a otro de forma sucesiva en el tiempo, con lo que será mucho más difícil de erradicar, y puede complicarse.

Enfermedades de transmisión sexual (ETS). Las infecciones de transmisión sexual, como el Virus del Papiloma Humano (VPH) o enfermedades venéreas son aquellas patologías que se contagian fundamentalmente por medio del contacto sexual. En esta galería te mostramos en 14 claves todo lo que necesitas saber sobre estas patologías.
Enfermedades de transmisión sexual (ETS). Las infecciones de transmisión sexual, como el Virus del Papiloma Humano (VPH) o enfermedades venéreas son aquellas patologías que se contagian fundamentalmente por medio del contacto sexual. En esta galería te mostramos en 14 claves todo lo que necesitas saber sobre estas patologías.