Saltar al contenido

Fisuras en la Comisura de los Labios

Fisuras en la Comisura de los Labios

Las fisuras en la comisura de los labios pueden resultar muy incómodas, dolorosas y persistentes. Se presentan con dolor e inflamación de la piel de la comisura labial. Estas lesiones se curan con dificultad.

La comisura aparece tensa, quema al contacto con la saliva, los alimentos ácidos o la pasta de dientes y es muy sensible al contacto. Además dificulta tanto la masticación como el habla y la sonrisa.

Si esta zona está constante y continuamente inflamada hablamos de una queilitis angular, también llamada perleche, queliosis o estomatitis, cuyas causas pueden ser variadas. Carencias nutricionales, como una falta de vitaminas y minerales, o infecciones pueden ser los desencadenantes de estas lesiones.

La falta de higiene en la boca, fumar, tener el hábito de humedecerse constantemente los labios, entre otras costumbres insanas, pueden favorecer también la aparición de grietas o fisuras en la comisura de los labios.

1. La decoloración de las encías podría ser un síntoma de anemia. La falta de hierro en la sangre provoca que la cantidad de glóbulos rojos disminuya y que las encías palidezcan.
1. La decoloración de las encías podría ser un síntoma de anemia. La falta de hierro en la sangre provoca que la cantidad de glóbulos rojos disminuya y que las encías palidezcan.

Los pacientes inmunodeprimidos también están más expuestos a la aparición de las fisuras labiales. Así, personas con diabetes o con lupus son más propensas a padecer este tipo de grietas. Cuando hay anemia ferropénica u otro tipo de déficit nutricional, como falta de zinc, también se observa más inciden

cia de fisuras en la comisura de los labios. Algunos tipos de cáncer también tienen entre sus manifestaciones las grietas en la comisura de los labios.

Habitualmente, las grietas aparecen en ambas comisuras y es necesario aplicar un tratamiento global para acabar con ellas. Así, si hay una infección por hongos, habrá que administrar un antifúngico, como el miconazol, si hay una infección estafilocócica detrás, mupirocina y, además, otros productos con efecto barrera para proteger los labios.

Para evitar las recaídas hay que descubrir las causas que provocan las fisuras, seguir el tratamiento hasta el final, aunque haya una mejoría parcial a mitad del mismo, y vigilar si los hábitos higiénicos y dietéticos son los adecuados. Si la persona sufre mucho estrés, tratar de reducirlo también puede ayudar.

Causas

Las causas que originan las fisuras en la comisura de los labios pueden ser muy diversas. Los labios son muy sensibles a las influencias externas y pueden reaccionar a una humedad inusual o a un ambiente muy frío o caliente provocando fisuras y asperezas. La humedad permanente, condicionada por la costumbre de pasarse frecuentemente la lengua por los labios o por mordérselos, puede dar lugar a grietas en la piel de la comisura de los labios. También la falta de hidratación provoca fisuras en la comisura de los labios, por lo que tanto la falta como el exceso de humedad pueden condicionar su aparición.

Si la piel de los labios está constantemente inflamada y presenta fisuras con frecuencia, estaríamos hablando de otra patología, denominada queilitis angular.

A menudo, las fisuras en las comisuras de los labios son permanentes. En este caso la causa puede ser una infección labial y/o bucal ocasionada por agentes infecciosos como los siguientes:

  • Hongos (infección de hongos de la levadura, afta, candidiasis)
  • Bacterias (estreptococos, por ejemplo)
  • Virus (por ejemplo, herpes simple)

Además, las fisuras labiales pueden deberse a falta de vitamina B2, carencia de riboflavina), de hierro, enfermedades de la piel (neurodermitis), alergias (alergias por contacto, por ejemplo, debido a cosméticos como la barra de labios, por lo que hay que adquirir siempre productos de este tipo que cumplan con todas las garantías sanitarias y comerciales y que hayan sido testados como antialergénicos). También las prótesis dentales mal ajustadas pueden ocasionar la aparición de fisuras labiales en la comisura de la boca. Es importante que ante cualquier molestia provocada por las prótesis dentales se acuda al dentista en lugar de aguantar, para evitar otras patologías como las fisuras en la comisura de los labios.

Las grietas en las comisuras de la boca pueden resultar dolorosas e incómodas
Las grietas en las comisuras de la boca pueden resultar dolorosas e incómodas

Enfermedades generales, como la diabetes mellitus, también favorecen la aparición de grietas en la comisura de los labios y deben tratarse con antibióticos, según disponga el médico.

También durante el embarazo existe el riesgo de que se produzcan fisuras labiales. Hay varios factores que influyen en su aparición, pero uno de los más importantes es la boca seca (xerostomía) . Además, en la aparición de fisuras en la comisura de los labios durante el embarazo influye  la distinta composición de la saliva, que cambia durante la gestación; las náuseas y vómitos que sufren muchas embarazadas; el estado de menor hidratación general de la piel, que se observa también en los labios; y los cambios hormonales y vasculares, que se viven en estos nueve meses y que hacen, entre otras cosas, que las mucosas estén más inflamadas.

Diagnóstico

Las fisuras en las comisuras de los labios persistentes y reincidentes exigen un diagnóstico exacto que deberá realizar el médico de familia o el dermatólogo. Así, lo primero que hará el facultativo será preguntarle al paciente sobre el problema y las posibles enfermedades y tratamientos previos para seguidamente examinar minuciosamente la comisura de los labios. Si los labios muestran pequeñas ampollas, podría tratarse de una infección por herpes. Un examen de la boca determinará si existe pérdida de sustancia de la mucosa. Si esta es aguda, inicialmente necrótica, dolorosa y recidivante podemos encontrarnos ante un afta bucal. Esta lesión puede estar provocada por varias etiologías, como por ejemplo los hongos. En determinadas circunstancias, el médico tomará un frotis del labio y de la membrana bucal que será llevada al laboratorio para buscar el patógeno causante (bacterias, virus u hongos).

El herpes labial (herpes labialis) es la forma más conocida de herpes. El herpes labial es una enfermedad infecciosa de la piel muy frecuente a nivel mundial. Los síntomas característicos son vesículas inflamadas y dolorosas en la zona de los labios.
El herpes labial (herpes labialis) es la forma más conocida de herpes. El herpes labial es una enfermedad infecciosa de la piel muy frecuente a nivel mundial. Los síntomas característicos son vesículas inflamadas y dolorosas en la zona de los labios.

Es importante que el médico observe si el paciente tiene el hábito de humedecerse constantemente los labios, pues esto supone una peor evolución del cuadro y perpetúa el problema. Hay que investigar asimismo si se chupa el dedo (sobre todo cuando se trata de un niño) o si tiene otros hábitos poco saludables, como una falta de higiene dental.

Cuando el paciente lleva prótesis es importante valorar su correcta colocación. Otros indicadores importantes para hacer el diagnóstico son si fuma o no (ya que las fisuras en las comisuras de los labios son más frecuentes entre los fumadores) y si toma alguna medicación que pudiera haber provocado falta de hidratación labial y así el problema de las fisuras.

Asimismo, a través del aspecto de las lesiones, el médico se puede orientar sobre si se hay una candidiasis (hay edema y eritema) una anemia o un déficit de vitamina B12 (la lengua está pálida) una infección (hay eccema) o ha habido una lesión traumática que ha provocado la fisura.

Según sea el resultado, podría resultar necesario realizar más pruebas a fin de encontrar la causa de la fisura y asegurarse el diagnóstico correcto: ejemplos de los cuales serían un análisis de sangre, pruebas de alergia o reconocimientos dentales. Estas pruebas asegurarán el diagnóstico preciso, lo que permitirá instaurar el mejor tratamiento para que las fisuras en las comisuras de los labios no se hagan crónicas o si el paciente se ha curado ya, no haya una recaída.

Tratamiento

El tratamiento para las fisuras en la comisura de los labios se tiene que adaptar a la causa concreta que ha provocado la lesión. En general, es importante que la comisura permanezca seca. Se recomienda abandonar la costumbre de humedecerse la zona labial con la lengua. Existen, asimismo, pastas que ayudan a mantener los labios secos. También debe evitarse el rascar, frotar o abrir demasiado la boca.

Si la causa de la fisura en la comisura de los labios se debe a una infección, existen pomadas y pastas que actúan contra las bacterias (antibióticos), virus (antivirales) u hongos (antimicóticos). Si un cosmético produce una reacción alérgica, deberá evitarse su uso. Como norma general, hay que evitar aplicarse productos que no tengan todas las garantías estéticas y dermatológicas, pues pueden provocar una reacción alérgica que alteren la piel de los labios.

Si el la prótesis dental la que ha causado la fisura labial, hay que modificarla o poner otra para que el problema se solucione. Aunque las prótesis dentales pueden ocasionar este inconveniente, no conviene resignarse ante él, sino que vale la pena plantear con el médico alguna alternativa, pues las fisuras pueden complicarse finalmente.

En algunas ocasiones no hay ninguna causa médica que provoque las fisuras en la comisura de los labios, sino que es una situación de estrés mantenido las que las acaba originando, bien sea porque la persona se muerde o se humedece constantemente los labios para aliviar la tensión, o porque el exceso de tensión nerviosa afecta a su sistema inmunitario, lo que tiene distintos efectos, como este.

Para poder tratar las fisuras en las comisuras de los labios con éxito a largo plazo, es necesario que el tratamiento se dirija exactamente hacia el origen de la enfermedad o la sospecha de carencias, como es el caso de una diabetes mellitus, una falta de hierro o de vitamina B2.

El tratamiento debe aplicarse hasta que la boca esté en perfecto estado. No se puede abandonar hasta el final aunque haya síntomas de mejoría.

Además del tratamiento farmacológico, con miconazol, si hay hongos, o mupirocina, si hay infección con un estafilococo, se pueden usar otros productos barrera para proteger los labios. No vale cualquier bálsamo labial, por lo que conviene consultar con el médico cuál es el más adecuado si hay fisuras o grietas en la comisura de los labios.

Beneficios de las vitaminas. Las vitaminas son micronutrientes fundamentales para el perfecto funcionamiento del organismo. Cada vitamina tiene una función específica en el cuerpo humano. Una dieta equilibrada y variada, rica en frutas y verduras, asegura un aporte adecuado de vitaminas. ¿Sabes dónde se encuentran las diferentes vitaminas?
Beneficios de las vitaminas. Las vitaminas son micronutrientes fundamentales para el perfecto funcionamiento del organismo. Cada vitamina tiene una función específica en el cuerpo humano. Una dieta equilibrada y variada, rica en frutas y verduras, asegura un aporte adecuado de vitaminas. ¿Sabes dónde se encuentran las diferentes vitaminas?