Saltar al contenido

Porque Estoy con Dolor de Cólico Abdominal

Porque Estoy con Dolor de Cólico Abdominal

El dolor cólico abdominal es un síntoma que se manifiesta cuando los músculos de los órganos digestivos se contraen de forma espasmódica. En muchos casos de dolor cólico abdominal también existe tensión en la pared abdominal.

Para transportar los alimentos a través del tracto intestinal y realizar la digestión, el intestino está en movimiento continuo. El término especializado en medicina para este fenómeno es peristalsis intestinal. En casos de trastornos de la digestión la peristalsis normal puede verse afectada y aparecen dolores gástricos (dolor cólico abdominal). Estos pueden deberse a múltiples causas, que van desde la excitación más inofensiva, pasando por afecciones de diarrea, hasta enfermedades intestinales graves.

Se habla de cólicos cuando los dolores abdominales del vientre aumentan de intensidad, se producen contracciones para luego remitir. Los pacientes describen estos dolores abdominales “como si las paredes del vientre fuesen a explotar”. El dolor disminuye para regresar transcurrido un tiempo. La causa de los cólicos abdominales suelen ser cálculos, por ejemplo, en los conductos biliares.

En función de la causa, el dolor cólico abdominal va acompañados de otros síntomas. Estos pueden ser los siguientes:

En el caso de que el dolor cólico abdominal sea muy fuerte, continuado y similar a un cólico, es importante aclarar las causas con un especialista. El médico realizará una anamnesis completa y una exploración física en profundidad. Los causas del dolor cólico abdominal pueden ir desde disfunciones gástricas pasajeras, pasando por intolerancias alimentarias hasta infecciones por gusanos cestodos (por ejemplo, tenia), o enfermedades crónico-inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn. Muchas mujeres y jóvenes padecen dolores abdominales durante la menstruación en la parte baja del vientre (dolores menstruales).

Es muy importante determinar las causas y realizar un diagnóstico certero porque el tratamiento del dolor cólico abdominal depende de la afección que lo origine. Asimismo, suelen ser necesarias medidas terapéuticas denominadas “sintomáticas” que, aunque no eliminan las causas, ayudan a aliviar los dolores. Para combatir el dolor colico abdominal muy fuertes sirven de ayuda los denominados espasmolíticos, es decir, analgésicos antiespasmódicos como la butilscopolamina, así como medicamentos que relajan la musculatura intestinal, como la mebeverina.

Causas

El dolor cólico abdominal pueden deberse a muchas causas distintas. Muchas personas sufren a veces de dolor cólico abdominal, no obstante y en la mayoría de los casos, tales dolores abdominales son inofensivos. El miedo y la excitación, una alimentación inadecuada (con muchas grasas, demasiado café, comidas con prisas), o una disfunción gástrica pasajera pueden dar lugar a dolor cólico abdominal. Una causa frecuente de dolores abdominales similares a cólicos es el síndrome de intestino irritado. Los motivos del dolor cólico abdominal pueden ser también la diarrea o unestreñimiento prolongado (obstrucción). Muchas mujeres y jóvenes padecen durante la menstruación de cólicos en la parte baja del vientre (dolores menstruales).

Además, las infecciones gastrointestinales, como la infección por campilobácter o por salmonella, lasintoxicaciones alimentarias (como la intoxicación por pescado), las infecciones por gusanos cestodos (como la tenia), las alergias alimentarias y las intolerancias alimentarias (como la intolerancia a la lactosa) pueden causar dolor cólico abdominal. Las inflamaciones intestinales como la inflamación del apéndice (apendicitis), las enfermedades crónico-inflamatorias (como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa) así como las disfunciones del riego sanguíneo pueden causar también dolor cólico abdominal.

El origen del dolor cólico abdominal no siempre está en el intestino: también las afecciones gástricas (como la inflamación de la mucosa gástrica y las úlceras gástricas), las afecciones renales (como los cálculos renales) y las causas ginecológicas (como la endometriosis) pueden desencadenar los síntomas. Los dolores abdominales similares a cólicos pueden indicar problemas de cálculos (piedras) y se originan a menudo en los conductos pancreáticos (como los cálculos en la vesícula biliar y en sus conductos). El dolor cólico abdominal también puede ser un signo de una enfermedad maligna (como cáncer de intestino). Para aclarar la causa del dolor cólico abdominal es recomendable acudir al médico.

Diagnóstico

Debido a que del dolor cólico abdominal pueden deberse a múltiples motivos se recurre a diferentes métodos para diagnosticarlos con exactitud. En primer lugar es importante obtener información precisa sobre el historial de paciente (anamnesis). Por esta razón, el médico plantea una serie de preguntas, como por ejemplo:

  • ¿Dónde se localizan los dolores espasmódicos exactamente?
  • ¿Cuándo han aparecido los dolores abdominales?
  • ¿Las dolencias son de tipo permanente o son más bien cólicos con fases indoloras en medio?
  • ¿Los dolores abdominales son más fuertes tras las comidas o aparecen después de haber comido algo determinado (por ejemplo, comidas ricas en grasa)?
  • ¿Qué aspecto tienen las heces? (por ejemplo, diarrea, estreñimiento o color específico)
  • ¿Existen otras dolencias como náuseas, diarrea o sangre en las heces?
  • ¿Existen otras dolencias anteriores?
  • Para las mujeres: ¿cuándo tuvo la última menstruación?

Luego el médico procederá a realizar un examen físico en profundidad, durante el que tocará, dará golpecillos y auscultará el vientre del paciente con el estetoscopio. Especialmente si sospecha de afecciones del intestino grueso como causa de los dolores abdominales, el médico hará un tacto del recto del paciente con el dedo (tacto rectal).

En función de los resultados de las pruebas anteriores y de la causa de los dolores abdominales de la que se sospeche, puede recurrirse a otras medidas para realizar un correcto diagnóstico. Entre otras encontramos:

  • Pruebas de ultrasonidos (sonografía) del vientre
  • Pruebas mediante rayos X
  • Análisis de sangre
  • Análisis de orina y heces

Si sigue sin ser posible localizar la causa del dolor cólico abdominal, las siguientes pruebas pueden ser de ayuda:

  • Pruebas de intolerancias alimentarias (como la prueba de intolerancia a la lactosa)
  • Gastroscopia y/o colonoscopia
  • Tomografía computarizada o por resonancia magnética
  • ERCP (visualización de los conductos biliares y pancreáticos)
  • Otras pruebas especializadas, como por ejemplo las realizadas por el ginecólogo o urólogo

Tratamiento

El dolor cólico abdominal no suelen requerir un tratamientoespecial ya que suelen ser inocuos. Con tranquilidad y relax, una bolsa de agua caliente o una infusión, por ejemplo, de menta, comino, manzanilla, hinojo o anís, desaparecen la mayoría de los dolores abdominales al poco tiempo. También es importante seguir una alimentación saludable y sin excesos y vigilar que las deposiciones sean regulares.

El tratamiento del dolor cólico abdominal atiende a las causas. Especialmente en el caso del dolor cólico abdominal muy fuertes, continuados y similares a cólicos es importante encontrar las causas. Mientras que en los estreñimientoscomunes es suficiente con tomar medidas que faciliten la desobstrucción, en determinadas infecciones intestinalespueden ser necesarios antibióticos. Si los dolores abdominales se deben a cálculos biliares o tumores intestinales, una intervención quirúrgica suele ser el tratamiento más adecuado.

Como tratamiento de los dolores abdominales a base de medicamentos pueden ayudar los denominados espasmolíticos, es decir, analgésicos que eliminan los espasmos o dolores abdominales como la butilscopolamina, así como medicamentos que relajan la musculatura intestinal, como mebeverina y sustancias psicoterapéuticas (sustancias vegetales como la menta, el comino, la manzanilla, el hinojo o el anís).

Cuando la causa del dolor abdominal cólico son los gases, lo más importante es seguir unas normas higiénicas:

  • Evitar las legumbres, el repollo y las bebidas carbonatadas
  • Evitar los chicles
  • Masticar bien el alimento
  • Comer más despacio
  • Relajarse al comer
  • Caminar durante 10 a 15 minutos después de comer