Saltar al contenido

¿Porque estoy con el Estómago Flojo?

¿Porque estoy con el Estómago Flojo?

 

Debes saber que durante el proceso de digestión, los alimentos atraviesan aproximadamente nueve metros de conducto digestivo, la cantidad de alimento ingerido, su estado (líquido o sólido), su composición (grasas, proteínas, hidratos o fibra), el modo de preparación y el estado de salud digestiva influyen. Los alimentos podrían ser digeridos de 2 hasta 10 horas e incluso puede tomar días, según informa la Biblioteca Nacional de Medicina de México.

12 Alimentos más problemáticos de un Estómago Flojo:

1. Alimentos fritos

Tanto las comidas con grasas como las frituras le dan mucho trabajo a nuestro organismo, ya que suelen irritar la mucosa gástrica, lo que deriva en problemas como reflujo ácido y gastritis, asegura la Biblioteca Nacional de Medicina.

2. Huevo duro

Una manera de comer este alimento es cociéndolo; sin embargo, al consumirlo así lo único que lograrás es que pase un largo rato en tu sistema digestivo. Esto es debido a que la yema (la parte que concentra las grasas) se encuentra cuajada, lo que requiere de un mayor trabajo enzimático y biliar para ser digerido.

3. Rellenos o bases de repostería

Son sumamente deliciosos, pero al mismo tiempo, muy difíciles de digerir. La explicación para esto es que al cocinar la mantequilla (ingrediente esencial en estas recetas) por encima de los 90 grados centígrados forma acroleína, una sustancia que generalmente se asocia con irritación de la mucosa gástrica.

4. Lácteos

Si el consumir este tipo de alimentos te provoca indigestión, así como diarrea, cólicos o gases, es muy probable que seas intolerante a la lactosa, según apunta la página de Runner’s Digest. Esto ocurre cuando el intestino delgado no produce suficiente lactasa para absorber un tipo de azúcar que se encuentra en los lácteos.

5. Alcohol

Beberte unas copitas con tus amigos te hará pasar un rato agradable, pero no a tu aparato digestivo, ya que se ha encontrado que el alcohol relaja el esfínter del esófago, haciéndolo susceptible a la gastritis o al reflujo. Además, puede inflamar el estómago, impedir que se absorban nutrientes, y bloquea ciertas enzimas.

6. Zumo de naranja

Tomar una vaso de zumo de naranja en ayunas podría ser una de las peores ideas para comenzar el día, ya que este fruto es de naturaleza colagoga, es decir, puede producir un vaciamiento brusco de la vesícula biliar que acompaña otras molestias como pesadez abdominal o dolor, lo que se manifiesta a través de un lento trabajo digestivo.

7. Ajíes

Malas noticias para los amantes de la comida picante. Y es que, aunque le dan un sabor único a muchos alimentos, se ha encontrado que comer ají puede irritar la mucosa del esófago, lo que da como resultado una desagradable sensación de acidez.

8. Chocolates

Los problemas de digestión no vienen cuando comes un chocolate, sino cuando los consumes en exceso. Una persona con enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) puede experimentar dificultades, incluso si come una pequeña porción de este alimento, ya que hace que el esfínter se relaje y permita el reflujo ácido estomacal.

9. Puré de papa

Cuando se mezclan carbohidratos como la papa junto con el almidón y la grasa de la leche, da como resultado una comida muy deliciosa para muchos, pero a su vez una serie de complicaciones en el estómago, como inflamación. Y para que la digestión sea más llevadera expertos recomiendan emplear leche semidescremada o sin lactosa.

10. Barras de cereal

Uno de los componentes de este tipo de alimentos es el sorbitol (alcohol de azúcar), el cual provoca la acumulación de gases e inflamación en el intestino. Para evitarte este problema, busca que la barra contenga otro sustituto de azúcar o que tenga menos de 5 gramos de este compuesto. Informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

11. Jugos cítricos

Una bebida cítrica, como una preparada a base de limas y limones no sólo te refrescaría en un día caluroso, sino también podría irritar el esófago al estimular los nervios sensoriales. Además, en el estómago se producirían otros efectos, pues el ácido adicional puede provocar algunos tipos de dolores.

12. Brócoli

Se trata de una verdura que aporta un sinfín de beneficios al cuerpo, pero también es la causante de que se acumulen gases en el intestino. Para que puedas digerirlos fácilmente, la famosa nutricionista Mary Ryan sugiere “cocinarlos, ya que así se desactivan los compuestos de azufre que provocan las flatulencias”.

Tips

  1. A muchas personas se les llega a olvidar masticar bien los alimentos. Antes que nada, la digestión comienza en la boca y generalmente, se le suele dejar todo el trabajo al estómago, cuando éste no puede cumplir muchas de las tareas que se realizan en la boca.
  2. Cuando masticas adecuadamente no sólo ayudas a que se disuelvan parte de las comidas mediante la saliva, sino también se “manda” una información al páncreas acerca de los alimentos que se aproximan, lo que dará pie a que se liberen los químicos adecuados.
  3. Tomar agua y consumir alimentos ricos en fibra, como las frutas y las verduras ayudarán a reactivar tu digestión. Un ejemplo de esto son las manzanas, las cuales tiene un alto contenido de pectina, y fibra soluble vegetal que además, ayuda a reducir el estreñimiento y a mantener la salud del tracto digestivo.