Saltar al contenido
Porque Estoy con Angina de pecho - cardiopatía isquémica
Porque Estoy con Angina de pecho – cardiopatía isquémica
5 (100%) 1 vote

La cardiopatía isquémica (CI) o cardiopatía coronaria consiste en el estrechamiento u obstrucción de una o más arterias coronarias debido a la acumulación de sustancias en las paredes vasculares (arteriosclerosis). Esto provoca que el miocardio no reciba un suministro suficiente de sangre a causa de la estenosis y se originen daños en el tejido miocárdico.

La arteria coronaria izquierda y la arteria coronaria derecha transportan la sangre al corazón. La arteria coronaria izquierda abastece a la parte anterior del corazón, mientras que la derecha irriga la parte posterior. Las arterias coronarias son ramas procedentes de la arteria aorta. La arteria coronaria izquierda se bifurca en dos ramas, la rama circunfleja y la rama interventricular anterior (RIA). La rama circunfleja aprovisiona fundamentalmente al ventrículo izquierdo. La RIA, por su parte, irriga el tabique interventricular y, en menor medida, el ventrículo izquierdo.

Con el fin de evaluar la extensión de la cardiopatía isquémica (CI), se consideran la arteria coronaria derecha, la rama interventricular anterior y la rama circunfleja como vasos sanguíneos independientes. En función de cuántos y cuáles de los tres vasos presentan estenosis, así como de su tamaño, los especialistas clasifican la cardiopatía coronaria en enfermedad de un vaso, de dos vasos o de tres vasos.

El corazón.
El corazón.

Al igual que todas las demás arterias, las coronarias se dividen y ramifican hasta formar una red de pequeños vasos sanguíneos (capilares) que atraviesan el miocardio y lo abastecen de nutrientes y oxígeno. Las venas se encargan de transportar el dióxido de carbono y otros desechos metabólicos.

Las arterias coronarias sanas pueden dilatarse en caso necesario para elevar el flujo sanguíneo (cuando el corazón ha de trabajar con mayor intensidad y requiere, por tanto, más oxígeno).

Causas

Las causas de la cardiopatía isquémica (CI) se han de buscar en los vasos que suministran sangre oxigenada al músculo cardiaco. Estos vasos sanguíneos, denominados arterias coronarias, se encuentran estrechados en la CI debido al depósito de sustancias (arteriosclerosis). Los especialistas hablan en este caso también de arteriosclerosis coronaria. A lo largo de años se forman en las paredes vasculares acúmulos de grasa (sobre todo colesterol) que se unen al calcio formando masas duras denominadas placas de ateroma. Estas placas provocan daños considerables en el vaso sanguíneo, que pierde su capacidad de dilatarse. Si se realiza un esfuerzo físico intenso, la falta de flexibilidad hace que el vaso no sea capaz de satisfacer la demanda incrementada de sangre del miocardio, produciéndose un daño en el mismo que hace que se pongan de manifiesto las típicas molestias de la cardiopatía isquémica.

Si la cardiopatía coronaria prosigue su curso, los depósitos estrechan cada vez más las arterias coronarias. Incluso los esfuerzos reducidos pueden provocar el malestar característico y, en casos extremos, este aparece también en estado de reposo. La obstrucción total del vaso sanguíneo, incluyendo las consecuencias derivadas, se conoce como infarto de miocardio.

Existen una serie de factores que propician a largo plazo el desarrollo de una arteriosclerosis(factores de riesgo) y desempeñan un papel importante entre las causas de la cardiopatía isquémica. La conjunción de varios factores de riesgo eleva de manera notable la probabilidad de contraer la enfermedad.

Síntomas

La cardiopatía isquémica (CI) cursa con síntomasdolorosos que se engloban bajo el término angina de pecho. Estas manifestaciones (ataque de angina de pecho) pueden presentarse durante cualquier actividad que acelere el pulso o aumente la presión arterial y, por tanto, suponga un esfuerzo para el corazón.

Los posibles desencadenantes son:

  • Esfuerzos físicos
  • Frío
  • Comidas demasiado copiosas
  • Esfuerzos psíquicos y situaciones de estrés

La mayoría de los afectados por una cardiopatía isquémicarefieren dolor o una sensación de opresión o quemazón en la región retroesternal, desencadenada normalmente por sobrecarga física o psicológica. El dolor se irradia en ocasiones al brazo derecho o izquierdo, los hombros, el cuello, las mejillas, la mandíbula, y en raras ocasiones también a la zona del estómago. Se trata de un dolor más bien breve que, por lo general, dura entre 5 y 30 minutos, y desaparece al cesar el esfuerzo.

Asimismo, durante un episodio puede aparecer sudor en la frente, dificultad para respirar, náuseas y vómitos. Algunos pacientes describen también una intensa sensación de miedo.

Muchos afectados llevan consigo nitratos (como la nitroglicerina, cuyo principio activo es el trinitrato de glicerol) a modo de medicamento de emergencia (comprimidos o spray de administración sublingual). Los nitratos eliminan los síntomas dolorosos de la angina de pecho en un plazo de entre dos y cinco minutos, o al menos los mitigan. Si a pesar de la administración de nitratos no desaparece el dolor, puede tratarse de un infarto de miocardio, por lo que es necesario avisar a los servicios de emergencias.

Diagnóstico

La cardiopatía isquémica (CI) requiere un diagnósticotemprano para prevenir patologías posteriores como la insuficiencia cardiaca. La CI está asociada a una arteriosclerosis de las arterias coronarias y suele manifestarse con molestias englobadas bajo el términoangina de pecho: dolor y sensación sorda de opresión o quemazón detrás del esternón. Sin embargo, en el 40% de los afectados la CI se hace manifiesta por primera vez mediante un infarto de miocardio. En el 20% de los pacientes se produce muerte súbita cardiaca sin que previamente hubieran aparecido síntomas. Aunque no existan molestias, es recomendable someterse periódicamente a reconocimientos médicos preventivos de modo que puedan reconocerse a tiempo signos tempranos de una CI y aplicarse el tratamiento correspondiente.

La cardiopatía isquémica requiere, por consiguiente, un diagnóstico lo más precoz posible. Los primeros pasos consisten en los siguientes pasos:

  • Una entrevista detallada por parte del médico (anamnesis)
  • Un reconocimiento físico
  • Una medición de la presión arterial
  • El registro de un electrocardiograma (ECG), que representa la actividad eléctrica del corazón

Asimismo, existen diversas pruebas cardiacas específicas para diagnosticar una cardiopatía coronaria.

Registro electrocardiográfico en un infarto agudo de miocardio (descenso del segmento ST).
Registro electrocardiográfico en un infarto agudo de miocardio (descenso del segmento ST).

Tratamiento

El tratamiento de la cardiopatía isquémica se basa en dos pilares fundamentales. En primer lugar, el tratamiento de los ataques anginosos agudos y, en segundo lugar, la profilaxis, es decir, evitar la aparición de nuevos episodios y detener la arteriosclerosis de las arterias coronarias.

Los nitratos, como la nitroglicerina o la solinitrina, permiten poner fin rápidamente a un ataque anginoso agudo. La sustancia activa (trinitrato de glicerol) está disponible en sprayo comprimidos de administración sublingual. Los nitratos son absorbidos enseguida por la mucosa bucal y actúan en pocos minutos. Tragar el medicamento no resulta útil, ya que tras pasar por el estómago y el intestino, el hígado lo descompone antes de que llegue al corazón.

Con el fin de evitar un episodio en una situación que normalmente provoca la aparición de angina de pecho, como ejercicio físico intenso, se puede tomar el trinitrato de glicerol poco antes con carácter preventivo.

Atención: en caso de angina inestable, ha de avisar inmediatamente a los servicio de emergenciasy trasladar al afectado al hospital para su tratamiento. Las señales de alarma que indican la presencia de una angina de pecho inestable (o un ataque al corazón) son:

  • Angina de pecho de nueva o primera aparición (dolor pectoral y disnea durante un esfuerzo).
  • Las molestias se intensifican o adquieren mayor frecuencia.
  • Las molestias son diferentes a las usuales (por ejemplo, en otra zona, más intensas, más duraderas, etc.).
  • Las molestias aparecen al realizar un esfuerzo menor que el habitual
  • El reposo no hace que desaparezcan.
  • Los nitratos (comprimidos sublinguales o spray) no las eliminan.

Prevención

Llevar una vida sana permite minimizar el riesgo de desarrollar una cardiopatía isquémica (CI) y prevenir complicaciones como el infarto cardiaco. Renuncie a la nicotina, evite el estrés, aliméntese de manera equilibrada y practique suficiente ejercicio físico. Si elimina estos factores de riesgo evitará la progresión de la arteriosclerosis, lo que beneficia no sólo a su corazón, sino también a otros órganos o sistemas, ya que la arteriosclerosis es una causa frecuente de accidentes cerebrovasculares, trastornos circulatorios en las piernas, trastornos de la vista y daños renales.

Si acude regularmente a reconocimientos preventivos, su médico podrá detectar otros factores de riesgo importantes de la cardiopatía coronaria y aplicar el tratamiento adecuado antes de que la arteriosclerosis genere daños en el organismo:

  • Hipertensión arterial
  • Una diabetes mellitus incipiente
  • Niveles elevados de lípidos en sangre (hipercolesterolemia)

Estas patologías, por lo general, son silentes o muestran poca sintomatología durante largo tiempo, por lo que es habitual que cursen durante años o décadas sin ser detectadas. Una simple medición de la presión arterial y un análisis de sangre posibilitan su diagnóstico. Asimismo, estudios actuales muestran que una vacuna contra la gripe disminuye la mortalidad de manera notoria en la cardiopatía isquémica. Por ello se recomienda a todos los pacientes la vacunación preventiva anual.