Saltar al contenido

Porque Estoy con Alteraciones en la Menstruacion

Porque Estoy con Alteraciones en la Menstruacion

Las alteraciones de la menstruación (desórdenes de la menstruación) son las alteraciones o desórdenes que se producen en el ciclo menstrual mensual normal y regular de la mujer.

La menstruación, también llamada periodo, regla o sangrado mensual, aparece por primera vez entre los 12 y los 15 años de edad. Si se da antes, los médicos hablan de una pubertad precoz; si se da después, de una pubertad tardía.

El sangrado es el signo externo en el cuerpo femenino de que el ciclo menstrual ha llegado a su fin. El ciclo menstrual comienza el primer día de sangrado y comprende una media de 28 días (+/- tres días). La regla dura generalmente entre cuatro y cinco días. Durante este tiempo, el cuerpo femenino pierde entre 50 y 150 mililitros de sangre. En general, el día de mayor sangrado es el segundo día de menstruación.

Una regla regular y sin alteraciones se conoce como eumenorrea. Si el ciclo presenta variaciones que se desvían de esta regularidad, se trata de una alteración del ciclo o desorden en la menstruación (también conocido como anomalías del sangrado).

Las alteraciones de la menstruación se pueden clasificar de la siguiente forma:

  • Alteraciones de frecuencia, o bien alteraciones de ritmo, son variaciones en el intervalo de sangrado.
  • Alteraciones en la intensidad del sangrado.

Alteraciones de frecuencia

  • Ausencia de periodo (amenorrea): no hay regla durante varios meses (si son menos de tres, se denomina bache aminorreico). En esta alteración los médicos diferencian entre amenorrea primaria y secundaria:

                ◦       Una amenorrea primaria se da si aún no ha llegado el periodo pasados los 16 años.

                ◦       Una amenorrea secundaria se da cuando pasan más de tres meses entre un periodo y otro.

  • Ciclo menstrual prolongado (oligomenorrea): el periodo tiene una duración normal, pero los intervalos entre cada menstruación son de más de 45 días.
  • Ciclo menstrual acortado (polimenorrea): los intervalos entre una menstruación y otra son de menos de 21 días, de manera que el periodo aparece demasiado pronto. 

Alteraciones de la intensidad del sangrado

  • Regla muy intensa (hipermenorrea): durante la regla, las pacientes tienen un sangrado muy intenso y abundante. Muchas veces aparecen coágulos grandes (o coágulos de sangre).
  • Regla escasa (hipomenorrea): un sangrado poco abundanteaparece habitualmente en mujeres que acaban de empezar la menopausia, y a veces en mujeres con sobrepeso. Normalmente la regla dura, como mucho, dos días o incluso solo algunas pocas horas. Muchas veces tan solo aparece una mancha de sangre en lugar del periodo propiamente dicho.
  • Regla demasiado larga (menorragia): el periodo tiene una duración de más de seis días y es muy intenso.
  • Regla irregular (metrorragia): junto a la regla normal aparecen sangrados intermenstruales, que pueden durar varios días (la mayoría de las veces entre seis y diez).
  • Sangrado doloroso, regla dolorosa (dismenorrea): la regla es dolorosa y va asociada a malestares generales. Si aparece en el primer mes de sangrado (primera regla), se trata de dismenorrea primaria. Si se da posteriormente a lo largo de la vida, se trata de dismenorrea secundaria.

Los desórdenes en la menstruación también pueden manifestarse en forma de pequeñas pérdidas de sangre. Pueden darse antes o después del periodo, y en ese caso de trata de pérdidas pre o posmenstruales, respectivamente. Pero también son posibles durante la menstruación; a veces aparecen en lugar del periodo.

Causas

En las alteraciones de la menstruación (desórdenes en la menstruación) intervienen muchas causas: factores hormonales, causas hereditarias, enfermedades de los órganos sexuales, de la tiroides, del hígado o del riñón, diabetes mellitus. También pueden provocarlas los malos hábitos alimenticios, el deporte de competición o problemas psicológicos.

Ausencia del periodo (amenorrea)

Las alteraciones de la menstruación tienen muchas veces causas hereditarias. Es el caso de la amenorrea primaria, que se produce cuando, una vez superados los 16 años, aún no ha aparecido la primera regla. Esta ausencia del periodo (amenorrea primaria) puede tener su origen en alguna malformación de los órganos sexuales.

Amenorrea secundaria

Una vez está en marcha el ciclo menstrual y aparecen alteraciones de la menstruación, cuando hay ausencia de periodo durante más de seis meses (amenorrea secundaria), en una gran parte de las ocasiones, hay una alteración funcional en el cerebro intermedio, en la zona del hipotálamo. Tras este desequilibrio hormonal pueden estar problemas psicológicos, como estrés, cambios intensos o ansiedad, que acaban provocando alteraciones en la menstruación. Una amenorrea secundaria también se puede atribuir a enfermedades orgánicas (por ejemplo, infecciones, heridas o tumores).

Por otro lado, una ausencia del periodo puede tener su origen en desequilibrios hormonales que provocan una producción aumentada de andrógenos (hormonas sexuales masculinas), cortisol, o bien en disfunciones de la glándula suprarrenal o de la glándula tiroidea.

En casos extraordinarios el motivo de la ausencia de regla puede estar en algunos medicamentos (como fármacos psicotropos, remedios antihipertensivos o preparados hormonales).

Además, la amenorrea secundaria puede tener otras causas como:

  • Fluctuaciones de peso extremas.
  • Practicar deportes de competición.
  • Desórdenes alimenticios como anorexia nerviosa.
  • Retirada de la píldora anticonceptiva.
  • Gestación y parto (después de dar a luz suele darse una ausencia transitoria de la regla).
La píldora anticonceptiva, modifica el contenido hormonal del cuerpo, ya que añade pequeñas cantidades de estrógenos y progesterona para inhibir la ovulación. Por este motivo suelen aparecen efectos secundarios que varían según cada mujer. La ginecóloga Isabel Santillán del Centro Médico Palencia nos muestra los efectos adversos de este anticonceptivo.

En las alteraciones de la menstruación en las que los intervalos entre cada menstruación son más largos o más cortos, el origen suele estar, sobre todo, en variaciones hormonales naturales. En ese caso aparece un ciclo de menstruación prolongado (oligomenorrea) o un ciclo acortado (polimenorrea), por lo general después de la primera regla (menarquia) o antes del comienzo de la menopausia (climaterio). Las alteraciones de la menstruación referidas a variación en los intervalos pueden darse también por estrés o cargas psíquicas. Además, puede tener lugar un ciclo menstrual acortado por el inicio de una disfunción de los ovarios (insuficiencia ovárica).

Regla muy intensa (hipermenorrea) y regla larga (menorragia)

Cuando las alteraciones de la menstruación provocan un sangrado demasiado intenso o demasiado largo, el origen suele estar la mayoría de las veces en enfermedades de los órganos sexuales, como un mioma (crecimiento del músculo uterino), pólipos, o inflamaciones crónicas.

Una regla muy intensa (hipermenorrea) y una regla muy larga (menorragia) pueden originarse asimismo ante afecciones comunes como hipertensión, enfermedades del corazón, los riñones y la sangre.

Regla escasa (hipomenorrea)

Las alteraciones de la menstruación que cursan en forma de una regla demasiado escasa (hipomenorrea) puede ser un síntoma de una alteración funcional en los ovarios. Además, la regla escasa puede surgir por los siguientes factores:

  • Entrada inminente en la menopausia, o reciente llegada a ella.
  • Poca segregación de mucosa en el útero después de un legrado.
  • Sobrepeso.
  • Anticoncepción hormonal con gestágenos.
La menopausia es una etapa natural de la vida y les llega, tarde o temprano, a todas las mujeres. Suele comenzar en torno a los 45 años y significa el cese permanente de la menstruación. En esta galería te contamos cómo afecta a la mujer el climaterio y como aliviar sus síntomas más característicos como los sofocos, los sudores o mareos.

Sangrados intermenstruales

Las alteraciones de la menstruación con sangrados intermenstruales suelen tener habitualmente causas hormonales. Los episodios de reglas irregulares (metrorragia) se da sobre todo en la pubertad y en la menopausia. El motivo es que en estos periodos se producen más alteraciones de la maduración folicular como consecuencia de una mayor influencia estrogénica.

En el origen de las reglas irregulares puede haber afecciones orgánicas a tener en cuenta como la inflamación del útero, miomas, pólipos, cáncer uterino, de cérvix o cáncer vaginal.

Regla dolorosa, calambres menstruales (dismenorrea)

Las reglas dolorosas (dismenorrea) pueden tener distintas causas según el momento en que se presenten.

Si los dolores menstruales se producen desde el primer periodo (dismenorrea primaria), puede haber las siguientes causas:

  • Una posición anómala del útero.
  • Un balance hormonal alterado entre los estrógenos y los gestágenos.
  • Formación irregular de la hormona prostaglandina en la mucosa del útero.
  • Factores psíquicos.

En la dismenorrea secundaria (el dolor menstrual que se produce después de haber tenido reglas normales sin dolor) las causas pueden ser:

  • Mioma (tumor benigno en el útero).
  • Pólipos en la mucosa.
  • Inflamación por afecciones genitales.
  • Endometriosis (crecimiento de tejido endometrial fuera del útero).
  • Estrechamiento del canal del útero.

Síntomas

Dependiendo del tipo de desórdenes en la menstruación, los síntomas pueden circunscribirse a las variaciones en la duración del ciclo o de la intensidad del sangrado o causar otras molestias añadidas:

  • Ausencia de periodo (amenorrea): aparte de que no haya sangrado, no suele haber otros síntomas. En algunos casos se dan fluctuaciones de peso.
  • Ciclo menstrual prolongado (oligomenorrea): esta alteración del ciclo se manifiesta en un periodo con duración e intensidad normales, pero con intervalos entre cada sangrado más largos. No suele acarrear otras molestias.
  • Ciclo menstrual acortado (polimenorrea): los síntomas reconocibles de esta alteración del ciclo son intervalos más cortos entre cada sangrado normal, aunque el periodo llega siempre demasiado pronto. No suele haber otras molestias.
  • Regla más intensa (hipermenorrea): las señales son una regla muy intensa, aunque no más larga de lo habitual. A menudo las mujeres afectadas se sienten muy cansadas, sobre todo si sufren anemia.
  • Periodo escaso (hipomenorrea): en esta alteración del ciclo se da una regla demasiado escasa, con pérdidas leves de sangre en lugar del periodo propiamente dicho. La mayoría de las veces no surgen otros síntomas.
  • Regla demasiado larga (menorragia): los síntomas de esta alteración son una regla demasiado prolongada y a menudo demasiado intensa, así como un gran agotamiento, especialmente si la mujer sufre anemia.
  • Regla irregular (metrorragia): sangrado intermenstrual que no suele acarrear más molestias.
  • Reglas dolorosas, calambres menstruales (dismenorrea): junto a dolores abdominalesespasmódicos, muchas mujeres sufren otros síntomas como:
  • Cansancio
  • Descenso del rendimiento
  • Dolores de espalda
  • Mareos
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza
  • Migraña
  • Pérdida de apetito
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Palpitaciones

Las molestias asociadas a las alteraciones de la menstruación suelen empezar algunos días antes de la menstruación y acostumbran a ser más intensas en el primer y segundo día de regla. Junto a los dolores físicos, los desórdenes de la menstruación pueden conllevar también síntomas anímicos como mal humor, ansiedad, irritabilidad y decaimiento intenso. En el plano físico, los pechos a menudo están doloridos y son muy sensibles a la presión. El peso corporal aumenta ligeramente, debido a la retención de agua en el vientre y las extremidades inferiores.

Diagnóstico

Para poder establecer un diagnóstico acertado respecto las alteraciones en el ciclo es importante que el médico realice una historia clínica de la paciente en la que se determinará:

  • Edad de la primera regla (menarquia).
  • Tipo de ciclo menstrual tras la primera regla.
  • Eventuales enfermedades hereditarias.
  • Toma de medicamentos y tratamientos.
  • Posibles afecciones psíquicas.
  • Posibles cambios en el metabolismo.
  • Tendencias familiares a adelgazar o al sobrepeso.

A través del examen ginecológico, el médico explora la vagina, el útero y los ovarios. A veces este estudio se completa con una ecografía.

Para confirmar posibles alteraciones hormonales, se pueden realizar analíticas de sangre y de orina, con el objeto de averiguar la concentración de estrógenos, gestágenos, andrógenos o prolactina.

Tratamiento

Para establecer un tratamiento en las alteraciones de la menstruación es decisivo determinar cuál es el objetivo del tratamiento: normalizar los intervalos de la regla o solucionar los problemas de infertilidad que los desórdenes menstruales pueden conllevar.

Cuando hay un desorden hormonal, el tratamiento estará orientado a equilibrarlo. Si hay disfunción en los órganos sexuales, existe la posibilidad de intervenir mediante una cirugía especializada. En cuanto a las alteraciones provocadas por estrés o circunstancias psicológicas, pueden ayudar las técnicas de relajación, el yoga o la psicoterapia.

  • Ausencia de regla (amenorrea): si hay ausencia total de regla o la llegada del periodo se dilata más de seis meses, suele indicarse una terapia hormonal.
  • Ciclo menstrual prolongado (oligomenorrea) y ciclo acortado (polimenorrea): en un periodo con duración e intensidad normales pero intervalos más cortos o más largos de lo habitual entre cada menstruación, normalmente no hace falta ninguna terapia, especialmente mientras no exista deseo reproductivo. No obstante, pueden tomarse preparados hormonales que regulen el ciclo.
  • Regla intensa (hipermenorrea) y regla prolongada (menorragia): si la regla es demasiado intensa y larga, el tratamiento médico debe focalizarse en el origen de la alteración del ciclo. Si está originado por un mioma o por pólipos, la alteración se puede solucionar quirúrgicamente o tratarse con medicamentos. Si no se encuentra el origen de la alteración de la menstruación en ningún órgano concreto, puede tratarse la intensidad del sangrado con preparados hormonales.
  • Periodo escaso (hipomenorrea): en general, una regla demasiado escasa no conlleva ningún tratamiento. Ocasionalmente, esta alteración del ciclo puede ser un síntoma de una debilidad funcional de los ovarios. Si hay deseo reproductivo, se puede optar por inducir la ovulación.
  • Regla irregular (metrorragia): el tratamiento para sangrados intermenstruales irregulares se dirige a sus causas de origen: mioma, trastornos hormonales o del endometrio.
  • Menstruación dolorosa (dismenorrea): cuando la regla se acompaña de dolor y no se ha encontrado ninguna causa que lo justifique, la mujer recibirá un tratamiento con analgésicos y antiinflamatorios para mitigar las molestias.