Saltar al contenido

Porque Estoy con Alteracion de la Pigmentacion de la Piel

Porque Estoy con Alteracion de la Pigmentacion de la Piel

¿Cómo se define la alteración de la pigmentación? En una alteración de la pigmentación, el tono natural de la piel ha cambiado como consecuencia de una formación alterada de los pigmentos cutáneos.

Determinadas células de la epidermis, los melanocitos, son las responsables de la pigmentación de la piel, Estas células confieren a la piel su color particular. Estimuladas por la radiación solar producen el pigmento melanina, y se encargan así de la coloración natural de la piel. La melanina impide que la dañina luz ultravioleta penetre en las capas profundas de la piel. Si existe una alteración de la pigmentación, la formación de los pigmentos cutáneos está alterada bien a nivel local o en toda su superficie, por lo que se produce una alteración del color de la piel en determinadas zonas. Las alteraciones de la piel pueden presentarse en las siguientes formas:

  • Exceso de melanina (hipermelanosis)
    La piel es mucho más oscura de lo normal: La alteración de la pigmentación tiene la forma de la llamada hiperpigmentación.
  • Deficiencia de melanina (hipomelanosis)
    La piel es mucho más clara de lo normal. En una alteración de la pigmentación caracterizada por la hipopigmentación, el contenido de melanina en la piel es menor, la despigmentación se caracteriza por la ausencia total la melanina.

Causas

¿Cuáles son las causas de una alteración en la pigmentación? Una alteración de la pigmentación tiene causas muy variadas. La forma de la alteración nos indicará de qué tipo de alteración se trata. Los desencadenantes de las alteraciones de la pigmentación pueden ser:

  • Factores genéticos (por ejemplo, en el caso de las pecas, vitíligo, albinismo)
  • Influencias mecánicas como presión o fricción
  • Frío o calor
  • Determinados medicamentos
  • Cosméticos
  • Alteraciones hormonales, por ejemplo, durante el embarazo o durante la ingesta de píldoras anticonceptivas.

Hiperpigmentación

Una alteración de la pigmentación puede tener sus causas en un exceso de formación del pigmento responsable de la coloración de la piel, la melanina, es decir en un exceso de melanina. En este tipo de hiperpigmentación hay zonas de la piel más oscuras que el color natural.

Hay diferentes causas responsables de una alteración de la pigmentación en forma de hiperpigmentación: una posible causa del exceso de melanina es el hecho de que diferentes desencadenantes pueden hacer que las células responsables de la coloración de la piel (los melanocitos), produzcan más cantidad de melanina o que aumente el número de dichas células por división celular. La luz ultravioleta, las infecciones o las hormonas, por ejemplo, producen este efecto estimulante sobre los melanocitos. Ejemplos de este tipo de hiperpigmentación son:

  • Pecas: pueden aparecer, por ejemplo, tras una quemadura solar.
  • Cloasma (pigmentaciones de tono parduzco en forma de manchas).
  • Lunares o lentigo.
  • Hiperpigmentación postinflamatoria: muchas enfermedades cutáneas inflamatorias (como la psoriasis, la alergia medicamentosa) presentan a menudo esta alteración de la pigmentación durante meses.

Síntomas

¿Qué síntomas tiene la alteración en la pigmentación? Los síntomas típicos de una alteración de la pigmentación son bien un exceso o una deficiencia de la sustancia pigmentaria responsable del color de la piel, la melanina. La piel presenta un color demasiado fuerte o demasiado débil:

  • Un exceso de melanina se manifiesta por una pigmentación demasiado fuerte (hiperpigmentación).
  • Una deficiencia de melanina por una pigmentación demasiado débil (hipopigmentación) o por la ausencia total de pigmentación (despigmentación) de la piel afectada.

Estas alteraciones del color de la piel características de la alteración de la pigmentación pueden aparecer en una o varias zonas. En ciertos casos, también puede presentar toda la piel indicios de alteración de la pigmentación. Dependiendo de la forma de la alteración de la pigmentación pueden variar los síntomas: las manchas se diferencian en tamaño, simetría, manifestación y color.

Ejemplos de alteraciones de la pigmentación en forma de hipopigmentación son las pecas y el lentigo: las pecas aparecen (por ejemplo, en la cara) en forma de manchas parduzcas pequeñas, redondas y bien delimitadas. Los síntomas de esta alteración de la pigmentación se limitan a las zonas expuestas a la luz del sol. El lentigo es algo más grande y oscuro que las pecas y no tiene relación con la luz ultravioleta.

Entre las alteraciones de la pigmentación en forma de hiperpigmentación o despigmentación, se encuentran, por ejemplo, el albinismo y el frecuente vitíligo. En el albinismo, los síntomas aparecen en todo el cuerpo: Además del color de la piel, también son más claros el cabello y los ojos de los afectados. Los típicos indicios del vitíligo son manchas blancas completamente despigmentadas, bien delimitadas. Estos síntomas de la alteración de la pigmentación aparecen especialmente en el dorso de la mano, ombligo, codos, cara, cuello, rodillas y en la zona de los genitales. En raras ocasiones, la alteración de la pigmentación afecta a casi toda la superficie cutánea.

Diagnóstico

¿Cómo se diagnostica la alteración en la pigmentación? En una alteración de la pigmentación, el médico examina las alteraciones pigmentarias de la piel en las zonas afectadas para poder emitir un diagnóstico. En muchos casos, la forma de la alteración de la pigmentación puede diagnosticarse simplemente con la observación del aspecto exterior y de la historia del paciente (anamnesis), por ejemplo, en el caso de las pecas. En caso de duda, el médico puede extraer una muestra de tejido de una zona de piel modificada y examinarla bajo el microscopio (biopsia).

Si hay sospecha de que tras la alteración de la pigmentación se oculta una causa genética, la historia familiar del afectado puede contribuir a asegurar el diagnóstico.

Tratamiento

¿Cómo se trata una alteración en la pigmentación? Una alteración de la pigmentación es, en muchos casos, inofensiva y no requiere ningún tratamiento. Sin embargo, por razones estéticas, muchas personas perciben esta alteración del tono de la piel como angustiosa. En este caso, se recomienda tratar la alteración de la pigmentación (si es necesario, también a nivel psicológico).

Una alteración de la pigmentación causada por medicamentos no requiere ningún tratamiento especial: la pigmentación de la piel se eliminará progresivamente cuando dejen de tomarse los correspondientes medicamentos. Ahora bien, este proceso puede durar meses o incluso años.

Si se ve afectado por una alteración de la pigmentación en forma de despigmentación, es decir, no posee suficientes células pigmentarias (melanocitos), la luz ultravioleta puede penetrar en las capas más profundas de la piel sin ningún obstáculo. En tal caso, se recomienda un tratamiento preventivo, en el que se protegerá la piel afectada de la luz UV con los correspondientes productos y se deberá evitar la radiación directa del sol, así como las visitas al solárium.

El tratamiento de la alteración de la pigmentación dependerá, entre otras cosas, del tipo y de la causa de la alteración. Se dispone de los siguientes medios contra las alteraciones de la pigmentación:

Cosméticos

En una alteración de la pigmentación, el tratamiento con cosméticos es muy útil: para mitigar el sufrimiento psíquico asociado a dicha alteración, puede cubrir las manchas pigmentarias usando cosméticos (como las cremas o maquillajes de camuflaje). Puede aclarar superficies de piel mayores con agentes blanqueantes u oscurecerlas con autobronceadores. No obstante, una piel morena artificialmente no supone ninguna protección frente a los rayos UV, por lo que deberá seguir evitando la radiación solar intensa.

Radiación

En el caso de la alteración de la pigmentación en forma de hipopigmentación o despigmentación, resultará adecuada la radiación como tratamiento: en este caso, se radian superficies cutáneas afectadas por la alteración de la pigmentación de forma específica con una luz determinada para restablecer así la coloración por pigmentos (repigmentación). Este tratamiento se efectúa a lo largo de varios meses y se usa generalmente en el marco del tratamiento del vitíligo. Este tratamiento no se recomienda en caso de albinismo. En su contra, están los efectos secundarios que pueden producir y que incluyen efectos agudos como fototoxicidad e irritación gastro-intestinal (los psoralenos) y crónicos como la fotocarcinogénesis. Además hay que tener en cuenta la necesidad de protección ocular.

Otros tratamientos para la repigmentación: glucocorticoides tópicos, kellina tópicainmunomoduladores tópicos: los agentes inmunomoduladores tópicos como el tacrolimus y el pimecrolimus, calcipotriol.

Despigmentación

Consiste en el blanqueamiento de forma permanente de la piel normal, mediante una crema de monobenciléter de hidroxiquinona al 20% para obtener una piel toda del mismo color. Podría emplearse en pacientes con vitíligo extenso en los que han fracasado otros tratamientos o bien que no pueden o no desean utilizarlos.

Este proceso no es reversible y solo debería llevarse a cabo tras una evaluación detallada realizada por un médico experimentado. Los efectos secundarios de este tratamiento pueden ser efectos blanqueadores irregulares.

Terapias naturales

Se ha realizado una revisión sistemática sobre las publicaciones científicas existentes acerca de la eficacia de productos naturales como vitaminas, hierbas y otros suplementos en el tratamiento del vitíligo y se ha concluido que la L-fenilalanina con fototerapia y el ginkgo biloba oral en monoterapia muestran resultados prometedores que habrá que seguir investigando.

Prevención

¿Puede prevenirse la alteración en la pigmentación? Una alteración de la pigmentación solo puede prevenirse de forma relativa: las alteraciones de la pigmentación pueden tener diferentes causas que no siempre pueden evitarse. Así, por ejemplo, no es posible adoptar medidas preventivas contra una alteración de la pigmentación con componentes genéticos u hormonales. En general se recomienda evitar la radiación solar excesiva.