Saltar al contenido

Porque Estoy con Alopecia Difusa

Porque Estoy con Alopecia Difusa

Por alopecia difusa se entiende una caída excesiva del cabello de la cabeza (effluvium capillorum). Según la definición, se supera la tasa de 100 cabellos caídos al día. Los médicos denominan alopecia a la pérdida visible de densidad del cabello o a la calvicie. La alopecia difusa es una forma determinada de alopecia en la que el cabello de la cabeza cae de forma repartida.

Perder una cierta cantidad de cabello es algo completamente natural, ya que cada pelo se renueva constantemente. Cada raíz capilar pasa por un ciclo de crecimiento (fase anágena), transición (fase catágena) y reposo seguida de la caída del cabello (fase telógena). En la fase anágena el pelo recibe sustancias nutritivas a través de la raíz, en la fase catágena deja de recibirlas y al final de la fase de reposo termina por desprenderse. Si la cantidad de folículos pilososcoexistentes supera la media debido al acortamiento de las fases precedentes, se produce una caída del cabello. La alopecia difusa es una forma de efluvio telógeno, donde efluvio es el término especializado de alopecia.

La alopecia difusa no es un cuadro clínico independiente, sino un posible síntoma o una posible consecuencia de una enfermedad subyacente, de determinados medicamentos o de cambios hormonales (por ejemplo, el parto o dejar de tomar la píldora anticonceptiva).

Causas

La alopecia difusa puede tener una serie de causas distintas. En la mayoría de casos provoca una pérdida de densidad del cabello distribuida de manera uniforme por toda la cabeza. La alopecia difusa se puede desarrollar a consecuencia de una enfermedad, al igual que puede provocarla una mala alimentaciónel estrés, intervenciones quirúrgicas con anestesia general y medicamentos.

Más concretamente, la alopecia difusa puede deberse a las siguientes causas:

Enfermedades

  • Función alterada de la glándula tiroides (hipertiroidismo, hipotiroidismo).
  • Diabetes mellitus.
  • Infecciones, por ejemplo, infección pulmonar grave con fiebre.
  • La enfermedad venérea sífilis (lúes).
  • Enfermedades intestinales inflamatorias crónicas, como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.
  • Enfermedades cancerosas por ejemplo, linfomas).
  • Lupus eritematoso sistémico (LES).
  • Trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia nerviosa.

La alopecia difusa se desarrolla en algunas mujeres entre dos y cuatro meses después del nacimientodel niño. La razón es una relativa falta de estrógeno. Durante el embarazo aumenta la concentración de hormonas sexuales femeninas (estrógenos) en sangre y el pelo crece más de lo que lo hace normalmente. Cuando la concentración vuelve a caer hasta los niveles originales tras el parto, muchas mujeres pierden el cabello producido en exceso. El estrés durante el parto contribuye a ello. Este es un proceso natural sin valor de enfermedad, por lo que no hay motivo para preocuparse.

Al comenzar o dejar de tomar medicamentos de protección anticonceptiva (por ejemplo, la píldora) de forma repentina o al inicio de la menopausia (climaterio) se puede producir alopecia difusa debido a la falta de estrógeno. Al tomar anticonceptivos, la concentración de hormonas masculinas(andrógenos) aumentada artificialmente puede dar lugar a que se formen cabellos de calidad inferior y las raíces capilares mueran finalmente.

Alimentación

  • Alimentación desequilibrada y poco saludable
  • Dietas radicales
  • Falta de proteínas
  • Falta de hierro
  • Muy raras veces: déficit de cinc, vitamina o biotina

Una serie de medicamentos también puede provocar alopecia difusa. Los más frecuentes son los siguientes:

  • Quimioterapia con citostáticos
  • Inhibidores de la ECA (por ejemplo, fármacos para la hipertensión)
  • Betabloqueantes (por ejemplo, fármacos para la hipertensión)
  • Reductores de lípidos (medicamentos que reducen las grasas sanguíneas)
  • Retinoides (derivados de la vitamina A, como el principio activo acitretina)
  • Medicamentos tiroideos (denominados tireostáticos)
  • Heparina (anticoagulantes)
  • Antibióticos
  • Analgésicos

Radioterapia y accidentes radiológicos

La radioterapia o los accidentes radiológicos pueden producir alopecia. La radiación ionizante superior a unos 3,8 Gray provoca la caída del cabello. Gray es la dosis de energía (es decir, la cantidad de energía) transferida a un cierto volumen o absorbida por la materia cuando se irradia esta última. Por lo general, el cabello vuelve a crecer al cabo de unos dos meses. Una dosis de radiación superior a 8 Gray puede dar lugar a una pérdida del cabello duradera.

Sobre las causas de la caída del cabello existen muchas creencias falsas que dificultan el diagnóstico para iniciar tratamiento de forma temprana. La alopecia no afecta únicamente a nivel estético, es un problema dermatológico. ¿Quieres saber qué mitos sobre la alopecia son ciertos y cuáles no lo son?

Síntomas

La alopecia difusa no está circunscrita a ciertos lugares de la cabeza.

Al contrario que la alopecia areata, en la que aparecen zonas de piel calvas bien delimitadas, en el caso de la alopecia difusa el cabello de la cabeza pierde espesor.

Sin bien la alopecia difusa da lugar a grandes pérdidas de cabello, por lo general esta forma de alopecia no provoca calvicie o formación de calvas .

Diagnóstico

La alopecia se diagnostica con ayuda de una prueba muy sencilla: si se pierden regularmente más de 100 cabellos al día y existe una diferencia considerable entre el número de cabellos que se desprenden y los que vuelven a crecer, se tiene alopecia. Por lo tanto, unos pocos cabellos en el lavabo, el cepillo o la almohada no prueban que se tenga alopecia.

Para determinar la causa de la alopecia difusa el médico realiza preguntas sobre, por ejemplo, la duración, el tipo y la localización de la alopecia, así como sobre otras posibles molestias. La recopilación detallada de la historia clínica(anamnesis) es un primer paso para establecer el diagnóstico.

Los datos relativos a los siguientes aspectos también pueden ser de ayuda para realizar un diagnóstico exacto:

  • Enfermedades orgánicas existentes o curadas, por ejemplo, infecciones (gripe), enfermedades tiroideas o enfermedades autoinmunes.
  • Medicamentos tomados actualmente o en los últimos meses.
  • Alopecia en el círculo familiar, por ejemplo, alopecia hereditaria (alopecia androgenética).
  • Dietas o cambio radical de los hábitos alimentarios.
  • En las mujeres, dado el caso se pregunta por los métodos anticonceptivos y la menopausia.
  • Frecuencia de lavado del cabello y champú utilizado.

En el examen clínico el médico comprueba la cantidad de cabello, su estructura y su nacimiento, y examina los folículos. Además, comprueba la naturaleza del cuero cabelludo y la firmeza con que está anclado el cabello.

Con ayuda de los resultados del laboratorio (por ejemplo, averiguando la concentración de hormonas sexuales en la sangre, de hormonas tiroideas o los valores de hierro en sangre) se puede corroborar el diagnóstico preliminar de la alopecia difusa.

Tratamiento

Para que el tratamiento de la alopecia difusa surta efecto, primero se deben detectar las posibles causas y eliminarlas. Por lo general, la alopecia difusa mejora con el tratamiento de la enfermedad de base o al dejar los medicamentos que la causan. El pelo vuelve a crecer normalmente en el plazo de medio año.

Aunque en la mayoría de casos la alopecia difusa no requiera tratamiento de forma obligatoria, los afectados suelen sufrir mucho. Por esta razón se puede considerar la posibilidad de prescribir un tratamiento adicional con principios activos como el minoxidil (solución al 2% para aplicar en el cuero cabelludo).

Se discute si un complemento alimenticio específico también puede tener un efecto terapéutico positivo. El cuerpo no puede formar depósitos de determinadas sustancias (como cincácido fólico o vitamina C), por lo que depende de que se le suministren regularmente. Si le faltan estas sustancias, se puede producir una alopecia difusa. En realidad los síntomas relevantes de deficiencia se dan en la población de los países occidentales desarrollados, pero muy raras veces, por lo que en la mayoría de casos la alopecia no se puede atribuir a una ingesta insuficiente de estos nutrientes.

Prevención

Una alimentación sana contribuye a prevenir la alopecia difusa por falta de proteínahierro u otros nutrientes.

Si se desea cuidar el cabello con una buena alimentación, se deben de tomar productos integrales y lácteos, así como comer fruta y verdura en abundancia e ingerir suficientes vitaminas.