Saltar al contenido

Porque Estoy con Alopecia androgénica

Porque Estoy con Alopecia androgénica

La alopecia androgénica (alopecia androgenéticacalvicie común) es con un 95%, la forma más frecuente de alopeciaen los hombres. Uno de cada dos hombres padece con más o menos intensidad de alopecia de este tipo. Es lo que también se llama alopecia común.

El diagnóstico de calvicie (effluvium capillorum) se determina cuando se caen diariamente más de 100 cabellos y hay una considerable diferencia entre el número de cabellos que se caen y los que crecen. En caso de sospecha de alopecia, deberían contarse los pelos caídos durante varios días antes de pensar en un tratamiento o en visitar al médico. Los médicos describen la reducción visible de cabellos o calviciecomo alopecia.

El límite entre la caída natural y una caída que necesita tratamiento es difuso. Una cierta caída de cabello es completamente natural, ya que los diferentes cabellos se renuevan constantemente. Los cabellos se producen en los folículos del cabello que se hallan bajo la piel en cuyo extremo se halla la raíz capilar. Cada raíz capilar realiza un ciclo de crecimiento (fase anagen), fase de transición (fase catagen) y fase de reposo (fase telogen), tras la cual el cabello se cae.

Desarrollo de la caída del cabello en el hombre.
Desarrollo de la caída del cabello en el hombre.

En la fase de crecimiento el cabello recibe sustancias nutritivas a través de la raíz, en la fase de transición se detiene el suministro del cabello y al final de la fase de reposo el cabello se cae. Si menos del 80% de los cabellos se hallan en la fase activa de crecimiento, se habla de alopecia.

Causas

Lo característico de la alopecia androgénica (alopecia androgenéticacalvicie común) es que los folículos pilosos responsables de la producción de cabello, llevan una mayor cantidad de receptores para las hormonas sexuales masculinas. Los folículos reaccionan más sensiblemente ante estos andrógenos (un representante conocido de este grupo es la testosterona). La concentración de hormonas sexuales masculinas en la sangre no suele estar aumentada en tal caso.

Una enzima llamada 5-alfa-reductasa transforma la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). La DHT tiene efecto especialmente en el cabello modificado genéticamente. La consecuencia: la fase de crecimiento del cabello afectado se acorta lo que acelera todo el ciclo capilar. Finalmente provoca que los cabellos y los folículos pilosos sean cada vez menos. Los expertos hablan de miniaturización del folículo piloso. Los folículos pilosos que reaccionan tan sensiblemente a las hormonas masculinas son la causa principal de la alopecia hereditaria en el hombre.

El que un hombre desarrolle alopecia androgénica depende decisivamente de la predisposición genética. Según estudios científicos, la tendencia a la alopecia se hereda en parte a través de la madre: el gen responsable del receptor andrógeno, el sitio de unión del folículo piloso para las hormonas sexuales masculinas, se halla en el cromosoma X. Los hombres heredan el cromosoma X siempre de la madre. Por ello, su alopecia se debe en muchos casos más bien al abuelo materno o al abuelo de la madre y no tanto al del padre.

Pero no solo una predisposición genética es la causa de la alopecia: hay indicios de otros genes que se heredan independientemente del sexo paterno. Determinan la actividad de la enzima 5-alfa-reductasa y aromatasa influyendo así en el número de las hormonas masculinas que pueden tener efecto en los receptores. Pero también se hereda la predisposición genética a la alopecia directamente desde el padre.

La pérdida de cabello puede tener varias causas. La más común es una predisposición hereditaria. Su consecuencia es que los folículos pilosos son más sensibles a las hormonas sexuales masculinas. ¿Quieres saber más sobre la pérdida de cabello hereditaria? Consulta nuestra galería.
La pérdida de cabello puede tener varias causas. La más común es una predisposición hereditaria. Su consecuencia es que los folículos pilosos son más sensibles a las hormonas sexuales masculinas. ¿Quieres saber más sobre la pérdida de cabello hereditaria? Consulta nuestra galería.

Síntomas

La alopecia androgénica (alopecia androgenéticacalvicie común) suele seguir un patrón en el hombre: inicialmente se desarrollan las llamadas entradas, después se forman calvas (tonsura) en la parte posterior de la cabeza (zona del remolino o coronilla). Con el tiempo aparecen calvas en la frente y parte posterior, se forma una calva. Únicamente los cabellos de las zonas de las sienes y en la parte posterior permanecen porque sus folículos pilosos no reaccionan tan sensiblemente.

Pero la alopecia no siempre tiene porque estar tan marcada en los hombres y provocar finalmente una calva, también son posibles formas intermedias. El alcance y la evolución de la alopecia androgenética dependen en gran medida de la predisposición individual y de la edad del hombre. Así, el momento en el que los folículos pilosos se vuelven sensibles frente a la hormona masculina dihidrotestosterona (DHT) depende de la predisposición de cada uno. También se determina genéticamente el alcance en que los folículos pilosos reaccionan hipersensiblemente a la DHT. La consigna es: Cuanto más tarde se inicia la alopecia más lenta será su evolución.

Los médicos diferencian siete estadios de la alopecia androgénica de tipo masculino. La clasificación denominada en honor a sus descubridores se llama clasificación o escala Hamilton-Norwood:

  • Estado I: estado normal
  • Estado II: ligeras entradas
  • Estado III: entradas profundas
  • Estado IV-VI: crecientes áreas de calvicie en la coronilla (comienzan en la zona del remolino)
  • Estado VII: estado más avanzado de calvicie

Un quinto de todos los hombres con alopecia androgénica presenta el patrón femenino de calvicie. En ellos, el cabello va escaseando en la zona de la raya, por lo general no se produce ninguna calvaen esta forma de calvicie.

Tratamiento

No hay ningún tratamiento de las causas de la alopecia androgénica (alopecia androgenéticacalvicie común). Sin embargo, puede conseguirse detener la caída del cabello o provocar un nuevo crecimiento. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mejores serán los resultados.

Las sustancias activas finasteride y minoxidil han demostrado su eficacia en muchos casos. Son, por ello, la primera elección en caso de alopecia androgenética.

El finasteride impide la transformación de la testosterona en dihidrotestosterona (DHT) inhibiendo la enzima 5-alfa-reductasa de tipo II. La DHT es la principal responsable de la alopecia androgénica en los hombres, siempre que por herencia genética los folículos pilosos sean más sensibles a la DHT que en por lo general. El finasteride disminuye el nivel de DHT en sangre hasta en un 70%. Los estudios han demostrado que en la zona del cuero cabelludo observada, el finasteride (un comprimido de 1 miligramo al día) provocaba un aumento del número de cabellos, que el pelo se volvía más denso en estas zonas y que detenía la caída del cabello.

La sustancia se administra solo con receta; los niños y las mujeres, especialmente las embarazadas no deben tomar finasteride. Los efectos secundarios son raros en general, a veces disminuye algo la libido, en raros casos crece la glándula mamaria masculina (la llamada ginecomastia).

El segundo fármaco efectivo contra la alopecia androgénica es el minoxidil. No necesita receta y no se presenta en forma de comprimido como el finasteride, sino como solución que debe aplicarse sobre el cuero cabelludo (tratamiento tópico). En realidad el minoxidil, si bien en comprimido, se trata de un fármaco contra la hipertensión arterial; como solución es adecuado para el tratamiento de la alopecia. Todavía no está aclarado del todo el mecanismo de actuación del minoxidil en cuanto al crecimiento del cabello. Los investigadores sospechan que el minoxidil estimula las raíces capilares. Para el tratamiento en hombres se prevé una solución al 5%. Ejemplos de posibles efectos secundarios son el picor y el enrojecimiento del cuero cabelludo.

Juntos, el finasteride y el minoxidil pueden detener la alopecia en nueve de cada 10 hombres, en uno de cada dos el cabello se vuelve incluso más denso. Ambos fármacos tienen un efecto similar. A pesar de que es difícil pronosticar la eficacia del tratamiento en cada caso. El finasteride y las soluciones de minoxidil se encuentran entre los llamados medicamentos de estilo de vida porque no tratan ninguna enfermedad sino que van dirigidos a conseguir un resultado estético. Rara vez resulta necesario un tratamiento desde el punto de vista médico y solo es adecuado cuando el hombre sufre por el aspecto que causa la alopecia.

Otra sustancia que también inhibe la transformación de testosterona en la DHT dañina para las raíces capilares es el alfatradiol (17-alfa-estradiol). Se presenta como el minoxidil en forma de solución. Se ha demostrado que el alfatradiol aumenta en número de cabellos en la fase de crecimiento, reduciéndose por el contrario, el número de cabellos en la fase de reposo. Estas observaciones son un indicio de que el alfatradiol es capaz de impedir el avance de la alopecia. Sin embargo hasta ahora no parece que el alfatradiol pueda provocar un nuevo crecimiento del cabello o un mayor densidad de los mismos. Apenas tiene efectos secundarios.

Con respecto a todas las sustancias activas contra la alopecia androgénica: el éxito del tratamiento depende en gran medida del estado en que se encuentra la alopecia. Ya en un estado precoz es bastante difícil provocar un nuevo brote de crecimiento; para los hombres con una calva formada es casi imposible reactivar el crecimiento del cabello. En alopecias genéticas avanzadas la solución puede ser un transplante de cabello, también un tupé o una peluca.

Aún cuando una y otra vez se anuncian presuntos productos milagro, solo unos pocos preparados pueden ofrecer un efecto demostrable.

Otros tipos de alopecia son la areata y la difusa. En la alopecia areata se forman, desde pequeñas calvas en la cabeza, hasta la pérdida de todo el vello corporal. En la alopecia difusa el cabello se pierde de forma uniforme por toda la cabeza.
Otros tipos de alopecia son la areata y la difusa. En la alopecia areata se forman, desde pequeñas calvas en la cabeza, hasta la pérdida de todo el vello corporal. En la alopecia difusa el cabello se pierde de forma uniforme por toda la cabeza.

Prevención

Todos los casos de alopecia son únicos y atienden a causas personalizadas. Atendiendo a la causa y al tipo de alopecia el alcance de la prevención de la pérdida de cabello varía. Sin embargo, sí que es verdad que la prevención de la caída del cabello asociada a causas genéticas es bastante limitada. Sin embargo, es recomendable acudir al dermatólogo para recibir la mejor atención.