Saltar al contenido

Porque Estoy con Dolor de Dientes

Porque Estoy con Dolor de Dientes

Qué causa dolor en los dientes y cómo aliviar los síntomas

A pesar de su exterior sólido y duro, realmente los dientes son delicados. Es común el sentir dolor de dientes en algún momento de la vida. Las causas del dolor de dientes puede variar, pero pueden ser por una infección, una fractura en los dientes, una corona o relleno dental mal ajustado, sensibilidad excesiva, caries, el rechinado de los dientes o absceso.

Lee más para conocer las señales, síntomas y cómo tratar el dolor. Más importante aún es consultar con tu dentista tan pronto posible si sientes dolor en los dientes, y no tardar en recibir tratamiento. Las causas del dolor de dientes no se resolverán sin alguna intervención, y el retraso en el tratamiento puede desarrollar una condición peor aún.

Causas del dolor de dientes

Hay varias razones por las que un diente te duele. En general, el dolor de dientes es causado por la putrefacción dental o por un diente agrietado. El ser expuesto a los tejidos entre y alrededor del diente y los nervios interiores causan irritación e infección. La pulpitis es la inflamación de la pulpa dental, la parte interior del diente que contiene vasos sanguíneos, nervios y células. Cuando la bacteria se introduce entre la pulpa, la infección causa dolor y también puede causar daño permanente a un diente.

Un absceso es una infección alrededor de la raíz del diente; el dolor se origina en el área alrededor de la raíz del diente o la base del hueso alrededor de los dientes. Esta es una condición que se llama periodontitis periradicular aguda (acute periradicular periodontitis).

Las coronas o rellenos dentales mal ajustados o restauraciones dentales puedan causar dolor o sensibilidad de los dientes. Otras causas de dolor en los dientes incluyen el rechinado de los dientes, angina (dolor en el corazón), y también una infección en el seno. Es común sentir un poco de dolor después de recibir un tratamiento dental, tal como un conducto radicular o extracción; sin embargo un dolor extremo después de una extracción puede ser una señal que el coágulo de sangre se ha desalojado prematuramente, lo cual es una condición conocida como alveolitis.

Qué significa el dolor de dientes

  • Un diente generalmente doloroso puede ser una señal ocasionada por una variedad de condiciones. El dolor en un diente puede originarse por una caries o un diente fracturado, o éste indica una infección dentro o alrededor del diente.
  • La sensibilidad al calor es un indicativo de una grieta en el diente o una restauración dental  tal como una corona o relleno quebrado. El efecto de tener bacteria presente dentro del diente es la producción de gas. Una vez que la bacteria emite este gas dentro del diente, no existe una forma de que el gas se escape; la presión dentro del diente se acumula y se esparce a los tejidos de los nervios dentro del diente, causando dolor.
  • La sensibilidad al frío, líquidos o caramelos es frecuentemente una señal de dentina expuesta. La dentina es el estrato secundario del diente que tiene una propiedad osmótica que permite el movimiento de fluídos dentro y fuera del diente.  Esos líquidos pueden irritar los nervios dentro de la pulpa de los dientes.
  • El dolor palpitante es el efecto de un incremento del flujo de sangre al diente y ocasionado por un diente inflamado.
  • El dolor en cada diente o dientes múltiples es reconocido como dolor de los dientes en general. Una razón por la que todos tus dientes te duelen es por un rechinado de dientes crónico. La recesión gingival (de las encías) puede causar dolor ya que las raíces de los dientes se encuentran expuestas. Asimismo, la gingivitis o periodontitis severa produce inflamación y dolor. Además, la putrefacción o erosión del esmalte dental puede causar dolor. Personas que sufren de reflujo, un desorden alimenticio o el uso prolongado de productos para el blanqueamiento de los diente pueden desmineralizar su esmalte dental.
  • El dolor en las muelas del juicio es común en pacientes con muelas del juicio incrustadas, es decir dientes que no han brotado. El dolor en muelas del juicio que han brotado puede ser una señal de una caries o una infección en el diente.

Remedios para aliviar el dolor y tratamiento del dolor de dientes

Es importante el hablar con tu dentista sobre un dolor de dientes. Tu dentista examinará y tomará rayos x para determinar la causa del dolor. No intentes darle tratamiento a un dolor de dientes antes de consultar con tu dentista.

Seguramente tu dentista te recomendará algún medicamento para aliviar el dolor o algún analgésico para adormecer el área temporalmente. Un analgésico como el ibuprofeno puede aliviar temporalmente el dolor mientras esperas tu cita dental. Nunca apliques aspirina u otros medicamentos directamente sobre a la área afectada ya que esto puede causar ardor e irritación adicional.

Selladores caseros para tratar dientes quebrados ofrecen alivio por un lapso de tiempo corto y son una manera de proteger la porción interna del diente expuesta hasta que visites a tu dentista. Recuerda que los tratamientos caseros son temporales y nunca los uses o apliques fuera de su uso original y sin primero consultar a tu dentista. Además no es sano utilizar productos no dentales para la restauración de un diente.

Tu dentista escogerá sobre una variedad de tratamientos para reparar tu diente infectado. Las coronas son utilizadas para proteger un diente quebrada o deteriorado para prevenir daño adicional. En el caso de un absceso, un canal radicular es prescrito para remover tejidos infectados, bacteria y para resellar el diente. Es posible que tu dentista también prescriba un antibiótico para tratar una infección en el diente o en las encías.

Cómo prevenirlo

La mejor manera para no llegar a tener que soportar un dolor de muelas es controlando nuestra salud oral diaria, con un buen cepillado, usando hilo dental y visitando al dentista al menos cada 6 meses para hacerse una limpieza en los dientes.

Si aun así, no puedes evitarlo, lo mejor es poner hielo sobre la región de dolor o enjuagarse con agua tibia y sal. En casos de dolor más agudo sólo podrá solucionarlo con una visita a su dentista.

Existen muchos dolores que nos complican nuestra vida diaria, y uno de los que podría parecer insignificante y sin embargo es de los que más nos afectan por lo molestoso que resulta, es el dolor de muelas. Esto sucede especialmente por la noche, momento en el que se acrecientan las molestias, a continuación vamos a ver por qué.

Lo primero que debemos saber es que el dolor de muelas ocurre debido a una inflamación en la pulpa o en las estructuras adyacentes de los dientes, causada por la caries, traumatismos, problemas en las encías o maloclusión dental, es decir, mal alineamiento de los dientes o a la forma en que los dientes superiores e inferiores encajan entre sí.

A lo largo del día sentimos dolor, pero es por la noche cuando más lo padecemos, debido a que al acostarnos el flujo de sangre en la cabeza aumenta, causando el aumento de la presión en la pulpa. Lo normal es que en estos casos la pulpa esté irritada, con los nervios más sensibles, por lo que al incrementarse el flojo de sangre en la cabeza también lo hace la presión del diente.

El incremento del dolor no tiene nada que ver con que sea de noche, sino con que es el momento en el que la mayoría de la gente se acuesta, lo que a veces lleva a la gente a la asociación del dolor con la noche.