Saltar al contenido
Porque Estoy con Calambres Musculares
5 (100%) 1 vote

Un calambre o espasmo muscular es un agarrotamiento fuerte de un músculo que se produce por la contracción involuntaria y súbita de un músculo determinado. El músculo se contrae y no es capaz de relajarse de forma espontánea. Suele producir mucho dolor. Los calambres musculares pueden afectar a casi todas las zonas del cuerpo humano pero suelen ser más frecuentes en los músculos de las piernas.

La causa principal de los calambres musculares suele ser una lesión o sobrecarga del músculo. Además, una hidratación inadecuada o la carencia de determinados electrolitos como el magnesio, el potasio, el sodio o el yodotambién pueden ser los responsables de los calambres musculares. Además, existen determinadas enfermedades que pueden provocar calambres musculares.

Normalmente un calambre muscular suele durar unos segundos o como mucho unos minutos. Los calambres en las piernas se suelen aliviar con un masaje que busque relajar la tensión y no suele ser necesario un tratamiento adicional. Si el motivo es otro (enfermedad, deshidratación, carencias nutricionales…) suele ser necesario un tratamiento a largo plazo en el que se resuelva el problema de base.

Pueden distinguirse diferentes formas de presentación de los calambres musculares: contracciones rítmicas muy seguidas opuestas a los músculos activos (antagonistas), contracciones fuertes y prolongadas o espasmos de músculos individuales o por grupos musculares. Junto con la musculatura estriada, los calambres también pueden producirse en la musculatura lisa de los órganos huecos, por ejemplo, la vesícula biliar, el intestino o la vejiga urinaria.

Los calambres musculares van desde los típicos calambres musculares en las piernas,que suelen estar asociados con lesiones y sobrecargas por deporte, pasando por los calambres estomacales, hasta los cólicos nefríticos.

También pueden producirse calambres musculares o espasmos en los vasos sanguíneos (vasoespasmos). Si afecta a la zona de los bronquios se habla de broncoespasmos y si la zona afectada es la zona de la laringe se denomina laringoespasmos.

Los calambres pueden afectar a un único músculo o a varios a la vez. Si las contracciones musculares afectan a todo el cuerpo a la vez se habla de un ataque espasmódico. Es una forma especial de calambres musculares.

10 consejos para hidratarte bien. EL agua forma parte de la base de la pirámide nutricional. Es necesaria para muchos procesos fisiológicos del cuerpo. Se aconseja beber dos litros de agua al día, pero esta pauta varía según la edad. En caso de temperaturas altas, esfuerzo físico, durante el embarazo y la lactancia hay que beber más. ¿Sabes cómo conseguirlo?
10 consejos para hidratarte bien. EL agua forma parte de la base de la pirámide nutricional. Es necesaria para muchos procesos fisiológicos del cuerpo. Se aconseja beber dos litros de agua al día, pero esta pauta varía según la edad. En caso de temperaturas altas, esfuerzo físico, durante el embarazo y la lactancia hay que beber más. ¿Sabes cómo conseguirlo?

Las causas de los calambres o espasmos muscularesvarían mucho en función de su intensidad y localización.

Las causas más frecuentes de los espasmos de la musculatura estriada son las alteraciones de la concentración de electrolitos en el cuerpo. Esta carencia está relacionada con una falta de magnesio o de cloruro de sodio. Estos pueden aparecer, por ejemplo, cuando se pierden muchos electrolitos mediante el sudor por la práctica de actividades deportivas, lo cual no se equilibra con la ingesta de líquidos. Una falta de líquidos en todo el cuerpo también puede provocar espasmos musculares. Un elevado consumo de alcohol o un sobreesfuerzo de un grupo muscular refuerzan la situación. Los espasmos musculares también pueden ser el síntoma de una polineuropatía.

Los calambres o espasmos musculares prolongados pueden estar relacionados con patologías como el tétanos, la tortícolis o el espasmo facial. Los calambres o espasmos de la musculatura lisa de los órganos huecos se denominan cólicos.

Las causas que pueden provocar los calambres pueden ser, por ejemplo, las siguientes:

Los ataques espasmódicos generalizados, que afectan a todo el cuerpo, se producen, por ejemplo, en caso de fiebre, epilepsia, inflamación de las meninges (meningitis) o una desintoxicación de drogas o alcohol. Una causa del broncoespasmo es, por ejemplo, el asma bronquial.

Diagnóstico

El diagnóstico de los calambres o espasmos muscularesatiende a la forma de manifestación y a la localización de los calambres. Por eso, es importante empezar con una descripción precisa de las molestias para que el médico pueda hacerse una idea de las posibles causas. Es muy importante conocer el momento en el que aparecieron los espasmos por primera vez y si la intensidad de los calambres ha variado desde entonces.

Normalmente, se empieza con una exploración física en la que se buscan eventuales anomalías. En el caso de los espasmos musculares frecuentes, por ejemplo, en la pantorrilla, se suele realizar un análisis de sangre para determinar la concentración de electrolitos en la sangre.

En el caso de los cólicos la exploración física incluye una palpación del abdomen y un control de los ruidos intestinales. En determinadas situaciones es necesario realizar una ecografía para determinar el diagnóstico concreto de los cólicos.

El diagnóstico de los calambres puede precisar pruebas complementarias como, por ejemplo, una electroencefalografía (EEG), una punción del líquido cefalorraquídeo), una radiografía del abdomen o una tomografía computarizada (TC).

Tratamiento

El tratamiento de los calambres o espasmos muscularesvaría mucho en función de la causa que los haya originado. En el caso de los calambres en la pantorrilla, como primera medida se recomienda estirar el músculo a ser posible por parte de otra persona. La toma de preparados de magnesio o una dieta rica en alimentos con magnesio es muy positiva para prevenir los calambres o espasmos musculares.

Una inflamación del intestino ciego puede desencadenar un cólico. En este caso, suele ser necesario operar para eliminar la causa de los calambres o espasmos musculares. Las piedras en el riñón pueden eliminarse, por ejemplo, con un tratamiento de ondas de choque.

Si los calambres o espasmos musculares son un síntoma secundario de otra enfermedad subyacente, por ejemplo, la inflamación del páncreas o la epilepsia, se requiere un tratamiento específico para la enfermedad de base.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *